Tareas del hogar

(También encontrarás este texto con las palabras clave Tareas del hogar, Ayuda con tareas del hogar y Pequeñas tareas del hogar)

Las tareas de un au pair son cuidar a los niños de la familia así como colaborar con algunas tareas domésticas. Las pequeñas tareas del hogar abarcan, en general, todas las que tengan que ver con los hijos de la familia de acogida. Es decir, en función de la edad de los niños, por ejemplo, ayudarles a ordenar sus cuartos. Además, el au pair colaborará con la familia en las siguientes tareas:

  • lavar los platos/ poner o quitar el lavaplatos;
  • de forma ocasional: fregar, barrer, quitar el polvo/ pasar el aspirador;
  • encargarse de la ropa de los niños (lavarla, doblarla, recogerla);
  • planchar (en ningún caso prendas delicadas como blusas o camisas);
  • hacer la cama de los niños;
  • ordenar la habitación de los pequeños;
  • realizar pequeñas compras;
  • en caso de necesidad, encargarse de forma puntual de las mascotas;
  • vaciar y sacar la basura.

Por supuesto, la au pair debe encargarse de ordenar su cuarto y, si lo tiene, su propio cuarto de baño. También si utiliza un determinado cuarto en algún momento (por ejemplo, si cocina para amigos en casa) el au pair debe dejarlo después recogido tal y como estaba antes. Si el au pair debe cuidar a un bebé o a un niño pequeño, durante ese tiempo no debería encargarse de muchas otras tareas. En general, es necesario recordar que el au pair no debe exceder las horas de trabajo permitidas cuando realice sus tareas. 

Las siguientes tareas del hogar no son tareas que debe realizar un au pair:

  • trabajos de jardinería;
  • limpiar las ventanas;
  • hacer la limpieza general de la casa;
  • limpiar el horno;
  • limpiar el coche;
  • limpiar las alfombras;
  • hacerse cargo de la compra;
  • lavar las mascotas;
  • hacer la cama de los padres de acogida;
  • limpiar los baños;
  • planchar la ropa de toda la familia (camisas, blusas, etc.);
  • mantener en orden y limpia toda la casa.

El volumen y el tipo de tareas del hogar pueden variar en función de la familia y de la edad de los niños. Pero, en general, es preciso tener siempre en cuenta que un au pair no es ningún empleado del hogar ni asistenta. Un au pair es un miembro más de la familia que colabora como el resto de miembros del hogar. 

Nuestros consejos:
  • La familia y el au pair deben definir juntos y por adelantado todas las tareas. Éstas deben estipularse por escrito en el contrato au pair para evitar malentendidos en el futuro.
  • Además, recomendamos que estipuléis juntos las tareas en un horario
  • ¡Hablar ayuda! Muchos problemas y malentendidos pueden evitarse si tanto la familia como el au pair hablan desde el principio sobre cualquier tema. También de las tareas concretas.
×

Accede a tu perfil de AuPairWorld

¿Todavía no tienes un perfil?
Registrarse es sencillo y gratis

Regístrate como au pair
Registraos como familia de acogida
¿Ya te has registrado?
Conéctate al perfil