Un nuevo idioma en casa gracias al au pair

Chontelle Bonfiglio, experta en bilingüismo y creadora del blog Bilingual Kidspot, nos explica cómo los au pairs enriquecen el hogar familiar con un segundo idioma.

Un au pair y una niña leyendo un libro

Acoger un au pair es una de las mejores maneras de introducir un nuevo idioma en el hogar o de que vuestros hijos mejoren el segundo idioma que están aprendiendo. En lugar de enviar a los niños a clase o de contratar un profesor particular, un au pair puede ayudaros a cuidar a los niños mientras ellos aprenden ese segundo idioma de la manera más natural.

Los beneficios de aprender una lengua extranjera

Es de sobra conocido que aprender idiomas aporta grandes beneficios en la vida. Para los niños, en particular, los beneficios de ser bilingües son numerosos. Se ha demostrado que los niños bilingues tiene un nivel de concentración mayor y se desenvuelben mejor en determinadas situaciones, como las tareas múltiples o la resolución de problemas. También se adaptan mejor a nuevos entornos y se muestran más dispuestos a aprender nuevas cosas. Los beneficios no acaban en la infancia. Saber varios idiomas es una gran ventaja en el mundo labotal, por lo que los niños bilingües ya tienen algo ganado.

Cómo un au pair ayuda al desarrollo del idioma extranjero de los niños

La inmersión natural es una de las maneras más efectivas de aprender un idioma. Tener un nativo en casa que habla y juega constantemente con los niños hará que aprendan el idioma sin que se den cuenta. El mejor ejemplo es ver cómo los niños aprenden su propio idioma. No hay clases de por medio sino que los niños absorben todo su conocimiento de forma natural al hablarlo y escucharlo constantemente.

Método OPOL (una persona, un idioma)

El método OPOL (One Person One Language), que en español significa «una persona, un idioma», es muy conocido en las familias multilingues y en aquellas que acogen un au pair para ayudar con la exposición lingüística. La estrategia es tan simple como suena. Cada persona habla únicamente un idioma con el au pair, normalmente su idioma materno. Es decir, que en lugar de que el au pair «enseñe» un idioma a los niños, solo tiene que hablar su propio idioma cuando habla con ellos. De esta manera, los padres hablan un idioma con los niños y el au pair el suyo propio. Cuando se es constante con este método, el niño aprende a diferenciar entre los distintos idiomas y aprende a asociar un idioma a cada persona.

Actividades con las que el au pair ayuda a los niños a aprender un idioma a través del método OPOL y de la inmersión natural

Juegos y actividades juntos

Jugar es uno de los aspectos más importantes en el desarrollo infantil. Todo se aprende mejor y más rápido si se hace jugando. Simplemente jugando con los niños, el au pair ayudará a que los niños aprendan mejor su idioma. Ya sea en el parque, el jardín o la piscina en los días con buen tiempo o jugando a las muñecas, los coches o la pelota en casa cuando hace frío fuera. Cualquier actividad que implique hablar es buena.

Leer libros en el idioma extranjero

Los libros también son importantes a la hora de aprender un idioma. Leer a diario ayuda a que se interioricen palabras nuevas que no se escuchan a diario. Animar a los niños a participar, discutir palabras nuevas o señalar objetos ayudarán al aprendizaje de dichas palabras.

Cantar canciones

A los niños les encanta cantar y la música es una de las formas más sencillas para aprender un idioma. Gracias al ritmo y la melodía, el vocabulario se interioriza mucho mejor. Y además es muy divertido.

Actividades con las que tus hijos aprenderán que existen otras culturas en casa

Recetas nuevas

Cocinar juntos os ayudará a toda la familia a aprender un nuevo idioma y cultura. El au pair podrá compartir con vosotros recetas típicas de su país. Además, cocinar con niños puede ser muy divertido, incluso si se les incluye en todo el proceso. Ayudar a preparar su propio plato hará que los niños estén más abiertos a probarlo incluso para los más quisquillosos con la comida.

Aprender sobre países nuevos

Otro de los factores que aportará el au pair en casa es el concepto de país. El au pair podrá compartir con los niños dónde está su hogar en el mapa, si tiene alguna geografía especial, tradiciones distintas o incluso alguna fiesta singular. El au pair podrá contarles historias sobre su propia familia. Aprender sobre nuevos países del mundo es una experiencia fantástica, especialmente si es a través de una historia personal.

Todos salen ganando

Acoger un au pair en casa es, por lo tanto, una experiencia fantástica para todos. Por supuesto, el intercambio cultural y lingüístico es mutuo y los beneficios son innumerables para ambas partes. Mientras que los niños se adentran en el mundo del bilingüismo, el au pair mejora también el idioma del país de acogida en su nuevo entorno. El objetivo mutuo de interculturalidad y mejora del idioma para todos es el factor clave de la experiencia au pair y la base para que las estancias tengan tanto éxito.

Chontelle Bonfiglio, de Bilingualkidspot

Bloggerin Chontelle

Chontelle es una profesora certificada de inglés como lengua extranjera, bloguera y madre de dos niños bilingües. En su blog, ofrece consejos prácticos para padres que quieren criar a sus hijos en un ambiente bilingue, ya sea a través de la inspiración, el apoyo o de estrategias basadas en su propia experiencia como madre y profesora.
Bilingualkidspot en Facebook
Bilingualkidspot en Instagram

¿Queréis acoger un au pair en la familia? 

¡Entonces registraos como familia de acogida!

Registraos ahora

×

Inicia sesión en AuPairWorld

¿Todavía no tienes un perfil?
Registrarse es sencillo y gratis

Regístrate como au pair
Registraos como familia de acogida
¿Ya te has registrado?
Conéctate al perfil