Cómo mantener la motivación del au pair

Clarissa Mosley es madre de acogida y psicóloga de profesión. En un pasaje de su libro Au Pairs with Ease nos habla de una técnica muy simple para que los padres de acogida creen un vínculo de confianza con sus au pairs y para que les mantengan motivados.

Chica joven con un globo
, en Familias de acogida

Haz memoria y piensa en tu profesor o jefe al que tanto admirabas. Y hazte la pregunta: ¿era ese tipo de persona fría que siempre que te hablaba era para decirte que habías hecho algo mal o era ese otro tipo de persona que te felicitaba cuando hacías un buen trabajo?

Los cumplidos o elogios son la base de una buena relación con cualquier persona, y especialmente con tu au pair. A la mayoría de nosotros se nos da mejor reñir a alguien por algo que no ha hecho bien, y especialmente a nuestra pareja o a nuestros hijos. Como a cualquier persona, al au pair también le gusta cuando se le felicita por lo bien que está haciendo su trabajo. Los comentarios positivos, los elogios e incluso, ese simple "gracias" te ayudarán a crear ese vínculo especial con tu au pair.

Seguro que te han elogiado alguna vez, así como seguramente tú también lo hagas con tus hijos. Sin embargo, ten en cuenta que elogiar no es sólo decir un "buen trabajo" o "bien hecho, Kirsten". Estudios psicológicos demuestran cómo el elogio repercute de manera muy positiva en el comportamiento de los estudiantes y empleados.

Para elogiar a alguien necesitas tener claro los siguientes puntos:

1. Menciona el nombre de la persona

Si vas a felicitar a tu au pair por algo que ha hecho bien, no olvides mencionar su nombre
y así queda claro de quién estás hablando
y a quién van dirigidos tus elogios.

2. Céntrate en el hecho, esfuerzo o comportamiento en sí y no en la persona

Elogia lo que tu au pair ha hecho bien o
el modo en el que lo ha hecho. Cuando haces referencia a esa acción o comportamiento en concreto, es más específico y
suena más sincero que un simple "buen trabajo o bien hecho".

3. Sé concreto

Si eres concreto y le recuerdas a tu au pair lo mucho que aprecias su trabajo
esto se convierte en un motivación para él y seguramente, la próxima vez que lo haga, lo hará con muchas más ganas
y mejor.

¿Cómo llevar esto a la práctica?

Si, por ejemplo, ha lavado los platos y te ha gustado como los ha dejado, no te olvides de darles las gracias con un por ejemplo:

Gracias por haber lavado los platos.

Y si le quieres poner un toque más personal y cercano, puedes decirle:

Los platos te han quedado impolutos, Anne.

Puedes también ponerle más énfasis, del tipo:

Habrás estado un buen rato con los platos para dejarlos así de limpios y brillantes.

Entonces, si unimos todo, quedaría un:

Gracias por haber lavado los platos. Te han quedado impolutos, Anne. Habrás estado un buen rato para dejarlos así de brillantes.  

Agradecerle su trabajo con un elogio, le dejará con una sonrisa en la cara.

Otro ejemplo:

Piensa en ese día en el que se queda con el peque entreteniéndolo hasta que se acaba la última cucharada del plato. Podrías agradecérselo con un:  

Gracias, Mary. Supiste manejar muy bien la situación y mantuviste la calma con Jasper. Eres tranquila y estricta a la vez con él. Me gusta mucho.

  • Menciona su nombre cuando lo vayas a elogiar por algo, esto lo hará más personal y cercano. 
  • Es una forma de mostrarte más cercano a la persona y de valorar su trabajo.
  • Mostrar tu agradecimiento por lo que ha hecho es una forma de crea un vínculo entre vosotros.

Por supuesto, mi intención no es darte una lista con todos los elogios que hacer a tu au pair, sino mostrarte cómo hacer de un comentario más general, un elogio más cercano y personal. De tal forma, conseguirás crear un vínculo especial y cercano con tu au pair.

Haz del agradecimiento una técnica de motivación

También hay otras formas de mostrarle tu agradecimiento. Si pasas más tiempo fuera o en el trabajo, pequeños detalles como dejarle escrita una nota con una sonrisa muestra que te preocupas por él/ella. De vez en cuando, viene bien que le recuerdes que estás muy agradecido de tenerlo en casa. Le puedes decir: "Estoy muy feliz de que estés aquí. Contigo todo es mucho más fácil". Otros ejemplos serían: "Muchas gracias por haber ordenado la estantería, no sabes cuánto te lo agradezco" o "Gracias por recoger la ropa que me dejé aquí, qué atenta/o eres".

Es normal que al principio quizás te parezeca que te sale forzado y poco natural. Pero lo importante es que se lo digas. Tampoco queda de más que cuando le vayas a dar su paga, le digas: "Gracias por esta semana" o "No sabes cuánto agradezco que estés aquí".

 

Clarissa Mosley
 

Sobre el autor:
Clarissa Mosley, psicológa de profesión y madre de cinco chicos. Con experiencia ya con 15 au pairs, ha decidido escribir un libro para padres de acogida, aprovechando sus conocimientos en psicología y su experiencia como madre de acogida, en el que habla de las claves para una experiencia au pair de éxito. Su libro Au pairs with Ease está tamibén disponible en versión Kindle en Amazon.

×

Accede a tu perfil de AuPairWorld

¿Todavía no tienes un perfil?
Registrarse es sencillo y gratis

Regístrate como au pair
Registraos como familia de acogida
¿Ya te has registrado?
Conéctate al perfil