La experiencia de una familia de acogida con su au pair de verano

¿Es una buena idea acoger un au pair de verano? Una familia hispano-alemana que vive en Barcelona comparte su experiencia con nosotros.

Sarah y Marlene
, en Familias de acogida

Erica vive con su marido y su hija Marlene en Barcelona. Ambos trabajan y es difícil organizarse para cuidar a la pequeña durante la vacaciones de verano.  En verano de 2015, decidieron probar la experiencia de un campamento de verano. Sin embargo, se dieron cuenta de que no era la solución que mejor encajaba con sus expectativas. Así que, en el verano de 2016 decidieron registrarse en aupairworld.com y buscar a una au pair que estuviese dispuesta a pasar el verano con la familia. 

Aprovechar al máximo el espacio de la casa

“Una amiga me habló de AuPairWorld y de sus buenas experiencias con las au pairs a las que había acogido”, cuenta Erika. “Además, nos acabábamos de mudar y teníamos espacio suficiente como para acoger un au pair, lo cual no es muy habitual en Barcelona donde por lo general, los apartamentos tienden a ser pequeños”. Después de haber realizado una búsqueda en la plataforma de AuPairWorld, de haber intercambio varios correos y llamadas por Skype, la familia decidió acoger a la au pair Sarah, una estudiante alemana de 25 años.

“Ya en nuestras conversaciones por Skype, Sarah nos inspiraba confianza”. La chica había vivido fuera y por tanto, sabía lo que eso suponía. Además, nos gustaba porque era muy amable y se comunicaba con nosotros de forma muy sincera y clara”.

Un beneficio lingüístico mutuo

Otra de las ventajas para la familia era que Sarah hablaría con Marlene en alemán (que es la lengua materna del padre pero no de la madre que es española).  “Por supuesto, sabemos que una au pair no es una profesora de idiomas”, afirma Erika, “pero ya habíamos acordado con Sarah que hablaría en alemán con nuestra hija y en español conmigo y con cualquier otra persona que conociese durante su estancia en Barcelona”. Lo acordamos de tal forma que pudiéramos beneficiarnos todos de esta experiencia. 

Una experiencia que merece la pena repetir

Sarah pasó tres meses con Erika y su familia y fue una experiencia inolvidable para todos. Marlene desarrolló una relación muy especial y cercana con Sarah y ésta era para ella como una hermana mayor. Para Erika y su marido, esta experiencia fue también una buena oportunidad para dedicar más tiempo para ellos. “Mi marido y yo no tenemos familia en Barcelona y gracias a Sarah hemos podido pasar más tiempo en pareja”, explica Erika. Es cierto que el tener una persona más en la familia supone un cambio en la rutina diaria de la familia. “Hay que aprender a organizarse de otra forma”, dice Erika, “pero sería una oportunidad, que sin lugar a dudas, aportaría un toque diferente y moderno a nuestra vida familiar”.

Para este verano, la familia ha decidido repetir la experiencia y esta vez, han decidido acoger una au pair italiana. Toda la familia está muy entusiasmada con esta nueva experiencia.

Experiencia au pair de otras familias de acogida:
×

Accede a tu perfil de AuPairWorld

¿Todavía no tienes un perfil?
Registrarse es sencillo y gratis

Regístrate como au pair
Registraos como familia de acogida
¿Ya te has registrado?
Conéctate al perfil