Ser au pair después de la crisis: mi opinión sobre lanzarse a la piscina

Casey Aubin, fundadora de the Au Pair Movement y ex au pair, explica por qué ser au pair después de la crisis podría ser la mejor decisión que tomes en tu vida.

Chicas en un atardecer en la playa
, en Coronavirus

Ha habido muchas cosas que nunca pensé que haría en mi vida, y muchas de ellas ocurrieron después de tomar la decisión de convertirme en au pair.

¿Pura coincidencia?

Creo que no. 

He escalado por el Himalaya, entrenado durante meses en un gimnasio de Muay Thai en Tailandia e incluso he volado a una isla remota de la costa de África sólo para filmar un vídeo.

Sin embargo, convertirme en au pair es quizá la decisión más alocada que he tomado nunca. La idea de cuidar a dos niños pequeños me aterrorizaba más que otra cosa y, aun así, decidí hacerlo de todos modos.

Entonces, ¿por qué fue la au pair una de las mejores decisiones que he tomado?

Experiencias inolvidables

Seamos honestos, la idea de tener experiencias inolvidables en lugares increíbles es quizás lo que nos atrae a la mayoría de nosotros a la experiencia de au pair.

El atractivo de viajar rocía tu aura con polvo mágico de hadas y, he de decirte que, una vez que eso sucede, nunca se borra del todo. 

He deambulado por las calles de Roma comiendo helado, me lo he pasado genial con jóvenes italianos bebiendo vino en bares alternativos y me han invitado a villas sicilianas preciosas e inimaginables. He hecho viajes inolvidables por carretera con amigos que son casi familia, he compartido cenas tradicionales con familias locales y he conversado en italiano con abuelas en la calle. He explorado galerías de arte en viejos castillos, he conducido un scooter por islas patrimonio de la humanidad y he dado la vuelta en veleros por el Mar Mediterráneo. 

Conexión con una nueva familia

También he reído hasta llorar con Alessandro y Francesca, los dos niños italianos que cuidé. Hice clases de cocina personales con Valeria, mi madre de acogida, que me enseñó a hornear pan casero, a hacer pasta casera y Ciambella, un pastel de desayuno siciliano. Maurizio, mi padre de acogida, me ha enseñado a montar la jarcia de un velero y le he visto hacer su famosa pasta de mariscos y construir una rampa para bicicletas en el patio trasero para los niños. En restaurantes cerrados al público, he cenado con gente que compró instrumentos para tocar una vez que terminamos de comer. Con los niños en la cama, me han enseñado a jugar al Burraco, un tradicional juego de cartas siciliano con los amigos de la familia. Y, lo mejor de todo, es que he participado en los mejores abrazos familiares que puedas imaginar.  

Sin embargo, aquí está el quid de la cuestión.  

Sinceramente, ninguna de las palabras que acabas de leer hace justicia a las experiencias que tuve. Es cierto que estas son el tipo de cosas con las que soñamos antes de viajar y, no me malinterpretes, pueden suceder si tu experiencia de ser au pair sale bien. Pero hay mucho más que experiencias inolvidables en tu estancia au pair.

Es la gente que conoces en el camino

Este es el secreto de la estancia au pair. Son las personas que conoces en tu viaje las que hacen que la experiencia au pair sea algo único y adictivo.

Encontré una hermana del alma en la vida real. Conocí amigos con los que creo que estaré en contacto por el resto de mi vida. Salí con chicos extranjeros y me enamoré cuando menos lo esperaba. Conocí gente con la que nunca volveré a hablar, pero con la que me he unido profundamente por las experiencias compartidas. 

Tal vez lo más sorprendente es que también me siento parte de una nueva familia. Ser au pair cambia el concepto de familia e incluso lo expande para incluir a los amigos de una manera que ninguna otra experiencia puede. No reemplaza a mi familia biológica de ninguna manera, sino que la amplía.

Las conexiones que haces como au pair tienen el potencial de ser mucho más profundas, son mucho más significativas. No es raro sentirse más cerca de estas personas que de las que has conocido toda tu vida. Pero de nuevo, las palabras por sí solas no pueden capturar realmente cómo eran las personas que conocí ni su personalidad. 

Pero, ¿quieres saber la mejor parte? Todavía hay mucho más en ser au pair.

Aquí está el porqué. 

Ser au pair revoluciona tu forma de pensar

Ser au pair te amplía tu visión del mundo. Te abre la mente en diferentes niveles y formas de hacer y ver las cosas.  

Es una oportunidad para aprender sobre el mundo, para descubrirte a ti mismo y quién eres realmente. A través de momentos inolvidables y también a través de la adversidad que trae consigo el valerse por sí mismo y estar fuera de su zona de confort.

Tal vez lo más importante es que ser au pair es un camino hacia la libertad. Te da el tiempo y el espacio para considerar tus próximos pasos, ofreciendo claridad y perspectiva en la dirección que debes tomar. 

La oportunidad te está esperando

Sabía que ser au pair no era la respuesta a todos mis problemas y estoy segura de que tú también lo sabes. Lo que sí sabía era que quería usar mi tiempo como au pair para averiguar qué hacer a continuación. Siempre quise tener mi propio negocio y ayudar a otras personas. Así que decidí que cuando terminara de ser au pair, quería tener una idea de negocio.

Y eso es exactamente lo que hice. 

Desde entonces empecé The Au Pair Movement, una comunidad global online creada por au pairs para au pairs. Su objetivo es ayudarte a sacar el máximo provecho de tu experiencia y conectarte con otras au pairs afines.

Ya he mencionado que una de las cosas que hice mientras era au pair fue volar a una isla de la costa de África para filmar un vídeo, que fue el que usamos para lanzar The Au Pair Movement. 

Así que, créeme. Como una chica que nunca pensó que haría muchas cosas, puedo decirte que sin importar si eres hombre o mujer, de una familia tradicional o más moderna, con confianza en los niños o no, ya tienes lo que se necesita para ser una au pair.

Puede que actualmente estemos viviendo una pandemia mundial, pero esto también pasará. Y cuando pase, espero que estés listo para la aventura de tu vida.

Sentirse en casa lejos de casa te cambia para siempre y eso es lo que hace ser au pair. Te ayuda a encontrar el camino a casa.

Así que, tal vez, sólo tal vez, en esta ocasión, el hecho de que ser au pair te aterrorice es precisamente la razón por la que deberías hacerlo.

P.D. ¿Quieres ver cómo quedó el vídeo que filmamos en la costa de África? Lo compartiremos pronto en Instagram @theaupairmovement.

El último vídeo, por ahora

Y por ahora, tengo un último vídeo de AuPairWorld #keepcalmandaupair para ti. Entraré en detalles sobre lo que una experiencia como au pair puede hacer por ti y por qué, en mi opinión, es una gran oportunidad. ¡Y no es sólo hablar por hablar! También comparto algunos de los momentos especiales de mi propia estancia au pair en Italia. ¡Que lo disfrutes!

Ser au pair después de la crisis

Colaboración con AuPairWorld

Gracias por acompañarnos en las tres partes de mi colaboración con AuPairWorld. Este es el tercer y último artículo de la serie. Espero que hayas disfrutado de nuestro tiempo juntos tanto como yo y te deseo todo lo mejor en tu viaje au pair, dondequiera que te lleve. Mientras tanto, #keepcalmandaupair y lo más importante, sigue siendo tú.
 

Casey
 

Sobre la autora:
Casey Aubin ha escalado el Himalaya, se formó en Muay Thai y sobrevivió un año y medio como au pair en Italia. Al igual que tú, nunca pensó que haría muchas cosas y sin embargo aquí estamos. Empresaria, fundadora de The Au Pair Movement y profesora de varias cosas, Casey reside actualmente en Perth, Australia. Su libro "I Never Thought I’d Be an Au Pair: A Collection of Things I Wish People Had Told Me" está disponible en formato Kindle en Amazon.