Consejos de Monika para no echar tanto de menos el hogar

Pregunta de la semana (6 de junio de 2011). Esta vez, nuestra pregunta de la semana es una respuesta de la au pair Monika a lapregunta de la semana del 4 abril de 2011. Os habíamos preguntado por vuestra experiencia con la morriña y Monika ha sido tan amable de enviarnos una serie de consejos para au pairs y familias de acogida.      

, en Archivo

Trabajé de au pair de verano en Irlanda dos veces y sé que después de seis semanas empiezo a echar de menos mi hogar. Aun así, tengo una estrategia para aliviar este sentimiento. Quizá a vosotros también os sirve.

  • Cuando sientes que empiezas a estar triste por estar lejos, lo mejor es contactar con otros au pairs y pasar tu tiempo libre con ellos.
  • Si todavía no conoces a nadie aparte de la familia de acogida, debes intentar salir un poco y conocer gente nueva. ¡Apúntate a alguna actividad o curso! Conocer a otras personas ayuda a superar los miedos y frustaciones iniciales. Además verás que a otros au pairs les ocurre lo mismo que a ti.
  • ¡No cometas el error de llamar a tus amigos o familia cuando les eches muchísimo de menos! Así te sentirás peor. Espera a que se te pase.
  • Un día de rutina con una agenda fija te ayudará a sentirte mejor y a organizar tus momentos de ocio para que puedas relajarte en condiciones.
  • ¿La vida diaria con la familia te agota? En ese caso prueba a hacer otras cosas con los niños como ir al zoo, al cine, ir de picnic, etc. Estas actividades divertirán a los niños y a ti te ayudará a distraerte y a llevarte un bonito recuerdo.
  • Convierte tu cuarto en un pequeño oasis. El au pair anterior de la familia, por ejemplo, había colgado un mapa de Irlanda y había ido marcando todos los lugares que había visitado.

También las familias de acogida pueden ayudar a los au pairs para que no echen tanto de menos su hogar.

  • Elaborad un horario general con las horas de trabajo concretas del au pair. El horario debería incluir la hora en la que comienza a trabajar y en la que termina. Resulta muy útil también proporcionarle una visión general de las tareas suplementarias de la semana siguiente. Siempre es bueno concretar horarios porque resulta más fácil cuidar a los niños sabiendo de antemano cuándo tienes libre.
  • Ayudad al au pair a conocer otros au pairs. Conocer a otras personas que afrontan las mismas situaciones siempre ayuda. ¡Terminarán riéndose de rarezas de sus familias de acogida que hace tan solo una hora le sacaban de los nervios!
  • Dadle dos o tres días libres al au pair para que pueda viajar un poco y descubrir la región.
  • Animad al au pair a viajar un poco por los alrededores. 

Estos consejos forman parte de la historia au pair de Monika. Encontraréis su historia detallada en la sección con historias au pair.

×

Accede a tu perfil de AuPairWorld

¿Todavía no tienes un perfil?
Registrarse es sencillo y gratis

Regístrate como au pair
Registraos como familia de acogida
¿Ya te has registrado?
Conéctate al perfil