Un au pair en la revolución del home office

Debido a la pandemia, hay más padres y madres que trabajan desde casa. Para muchas familias, tener un au pair ha sido clave  a la hora de gestionar su nueva situación trabajando desde casa.

Padre e hija frentre a un ordenador
, en Familias de acogida

La ayuda perfecta cuando trabajas desde casa

Al acoger un au pair, tu equipo crece ya que tienes a alguien que te ayuda con tus hijos.

Si ahora pasas más tiempo en casa trabajando, el trabajo en equipo entre tú y el au pair puede ser perfecto. No obstante, debes recoger que un au pair no es un profesional sino solo un joven adulto (y amateur) en el que puedes delegar el cuidado de tus hijos mientras tú trabajas. Además, tus hijos pueden no entender qué implica que tú trabajes desde casa y qué hace un au pair cuando tú, ya seas el padre o la madre, estás en casa y puedes cuidarles.

Dos aspectos clave para que la combinación funcione

Muchos padres de acogida recalcan que estos dos aspectos son fundamentales para que acoger un au pair cuando trabajas en casa sea un éxito: 

  • Establece reglas sobre cuándo pueden interrumpirte tus hijos mientras trabajas.
  • Dale la responsabilidad absoluta al au pair para cuidar a tus hijos en sus horas de trabajo.

En un artículo del blog de AuPairMom, la autora da 3 reglas básicas que ella ha establecido con sus hijos cuando trabaja:

  • Los niños no pueden interrumpir si ella está al teléfono, en Skype o cuando está tecleando.
  • Los niños deben llamar a la puerta de la oficina y esperar en silencio hasta que ella abra la puerta.
  • La autora ha establecido un horario en el que se la puede interrumpir.

En general, remarca que tanto los niños, como el au pair y la familia tienen que aprender a dejar que el au pair esté a cargo cuando está trabajando. Los padres solo deben intervenir cuando hay una emergencia. Solo así los niños aprenderán a respetar la autoridad del au pair y solo así los padres podrán trabajar correctamente desde casa.

Crear un hogar y un espacio de trabajo

Ann-Kristin Cohrs, CEO de AuPairWorld, resume su propia experiencia como madre trabajando desde casa durante la cuarentena junto a su au pair y sus dos hijos: "Tuve que aprender a dejar que nuestra au pair se encargara de cosas aunque yo estuviera en casa. Solo así ella podía hacer su trabajo. Eso facilitó mucho las cosas: ella tenía unas tareas que cumplir y estaba al cargo y yo podía encargarme de mis asuntos del trabajo. Cuando ambas terminábamos de trabajar, teníamos tiempo libre para pasarlo todos juntos en familia". 

Debido a la pandemia, las formas de trabajar han cambiado radicalmente. Ahora más que nunca, un au pair se presenta como la mejor opción y la más flexible. Tu casa se convierte en tu hogar y en tu espacio de trabajo, pero todo es más llevadero con la presencia de un au pair en la ecuación.